>

Y como la tecnología está en todas partes, en esta nota vemos un nuevo invento japonés: un cepillo de dientes que funciona con energía solar.

El Soladey-J3X transmite electrones desde su base hasta la parte superior del cepillo donde reacciona con el ácido en la boca, creando un efecto químico que descompone la placa y mata las bacterias.

Tiene un lindo diseño, no requiere pasta dental y ya fue probado en las bacterias bucales que generan las caries.

Según los comentarios el resultado es verdaderamente sorprendente porque se logró una destrucción total de todas las células bacteriales que se encontraban en la boca de los pacientes. 

Además el consumo que generará este cepillo es prácticamente el mismo que el de una calculadora solar, por lo que no habrá que preocuparse por la energía.

Ojalá les haya gustado este ejemplo de la tecnología para el cuidado personal. Me pregunto que sabor tendrá, yo creo que extrañaría el sabor a menta… 

Fuente: TG Daily